Soborno y extorsión dentro de las empresas | Ethikos Global

La extorsión y el soborno es uno de los problemas más comunes dentro de las empresas a la hora de hacer negocios.

Aunque la extorsión, en la actualidad, está más ligada a hechos delictivos realizado por personas que buscan dinero a cambio de “protección” o grupos criminales, también se da en las empresas a la hora de realizar negocios.

La extorsión dentro de las empresas

Esto se da cuando el encargado de realizar determinadas compras busca diversos proveedores para realizar cotizaciones y pide un porcentaje a cambio de cerrar el negocio con ellos.

Las extorsiones más comunes que se han detectado es pedir una comisión sobre el monto total de compra a determinado proveedor, viajes al extranjero o plazas para familiares y amigos dentro de la empresa del proveedor.

Esto ocasiona daños a la imagen de la empresa pues, normalmente, se elige a la empresa que accede a esta extorsión y no a quien hace la mejor oferta afectando la competitividad de otras empresas y a nivel nacional.

El soborno

Para términos prácticos, es lo contrario a la extorsión. Son las ofertas que realizan algunos proveedores a empresas para que ellos sean los elegidos, va desde viajes, comisiones, “bonos especiales” y cualquier otra oferta que les garantice ventaja a la hora de concursar por un contrato.

En este caso es bastante complicado definir una postura dentro de la empresa pues todo queda en manos de la persona que realiza las negociaciones.

Tanto la extorsión como el soborno afectan negativamente a las empresas, perdiendo confiabilidad y ganando señalamientos como “para hacer negocios con esa empresa tenes que comisionar” entre otros adjetivos.

¿Denunciar, a quién?

Estos problemas pueden denunciarse de manera local por los mismos colaboradores o asistentes de las personas encargadas de las áreas de compra.

Para ello es necesario contar con un sistema de denuncias, ¿Ya tiene el suyo?