Las 4 reglas que no puedes ignorar en tu estrategia de sostenibilidad

Sostenibilidad

La sostenibilidad es la suma de esfuerzos que realiza una empresa para que su actividad económica perdure en el tiempo. Esta debe considerar los factores ambientales y sociales para que la gestión de cualquier organización sea responsable.

Es un tema muy actual pero complejo. Por eso, dialogamos con una MasterMinds: Yolanda Mayora, Gerente de Sostenibilidad de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport). Anteriormente, Yolanda fue Ministra de Economía de El Salvador y titular de la Secretaría de Integración Económica de Centroamérica.

Yolanda Mayora
Yolanda Mayora, experta en sostenibilidad

Te compartimos las 4 reglas esenciales para tu estrategia:

1. Considera la sostenibilidad desde una perspectiva integral

Si bien es una herramienta efectiva para diferenciarse en el mercado, crecer, reducir costos y riesgos; la sostenibilidad debe poseer un triple balance. Esta armonía busca no solo gestionar los recursos sino sobre todo hacerlos eficientes para la empresa, el medio ambiente y la sociedad.

Por esta razón, ser sostenible significa tener un cimiento en tres pilares:

  • Pilar ambiental: cuidar los recursos naturales pero también evaluar el uso de insumos.
  • Pilar social: tiene muchas implicaciones que suponen un diálogo permanente con los stakeholders. Yolanda comentó que este pilar sugiere a las empresas que busquen más allá de la generación de riqueza e impulsen políticas de bienestar para sus colaboradores y las comunidades en donde operan.
  • Pilar económico: es un buen punto de partida para evaluar el desempeño de una organización, pero en armonía con los anteriores.  Como parte de este pilar, se recomienda la generación de buenas prácticas para los colaboradores y hacer evaluaciones constantes de recursos financieros.
Sostenibilidad

2. Esfuérzate para que el compliance vaya de la mano con la sostenibilidad

De acuerdo con nuestra invitada en MasterMinds, las empresas que quieran ser sostenibles deben actuar éticamente y contar con un buen programa de cumplimiento. Estos ayudan a tener una buena gobernanza para proteger el activo intangible más importante: la reputación.

En la actualidad, las redes sociales ponen en el escrutinio público a las empresas y permanentemente están vigilando cómo se comportan. Si las organizaciones cuentan con un plan de cumplimiento bien diseñado, podrán salir mejor librados de cualquier señalamiento. Esto, porque un programa de compliance efectivo, garantiza, documenta y aporta evidencias de cómo una empresa trabaja de acuerdo con la ética y sus valores.

3. Toma en cuenta estos ingredientes en tu estrategia

No hay programa de sostenibilidad que funcione, si no tomas en cuenta estos elementos:

  • Liderazgo comprometido: Ser sostenible debe estar en la cabeza de la cabeza de la organización.
  • Transversalidad: cada unidad de negocio debe estar empapada de la estrategia para asegurar el éxito. La sostenibilidad no depende de una gerencia, sino de todas las gerencias.
  • Construcción participativa: si tu organización entiende las expectativas de sus grupos de interés, va por buen camino. Asegúrate de escuchar a tus grupos de interés, incluyendo a tus colaboradores en todos los niveles. Esta participación a todo nivel, te permitirá identificar riesgos y oportunidades.
  • Seguimiento, evaluación y comunicación permanente: establece unos KPI para evaluar el impacto de la estrategia de sostenibilidad. La comunicación es otro elemento clave, pues debes informar y dialogar con tus grupos de interés para que tu estrategia también sea significativa para ellos.
Sostenibilidad

4. No ignores las tendencias

La gobernanza internacional apunta a que estos temas pasarán de ser voluntarios a obligatorios. Basta solo con ver cómo la agenda de desarrollo sostenible está guiando los compromisos de los gobiernos, para saber que estamos ante una tendencia que se volverá cada día más robusta.

A nivel corporativo, los contratos contemplan la sostenibilidad. Por lo que las agendas laborales, sociales y de comercio incluyen cada vez más estos criterios. Algunas por regulación y otras porque se ven impulsadas por las expectativas de sus grupos de interés.


Si no pudiste unirte en directo, puedes escuchar ahora nuestra conversación con la experta en sostenibilidad, Yolanda Mayora.